Informe internacional de DD.HH. y ONU acusan al gobierno de Dina Boluarte de “crímenes de lesa humanidad”

38

Informe internacional de DD.HH. y ONU acusan al gobierno de Dina Boluarte de “crímenes de lesa humanidad”

La Misión Internacional de Observación y Defensa de los Derechos Humanos presentó un informe preliminar, en el cual aseguran que en el gobierno de Dina Boluarte Zegarra se cometieron graves violaciones a los derechos humanos desde el pasado mes de diciembre de 2022, y al igual que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional, afirman que hay graves vulneraciones a derechos como la vida, y la libertad durante las protestas.

El equipo de abogados y académicos de diversas organizaciones de Estados Unidos, México, Colombia, Perú, Brasil y Bolivia estuvo en Perú entre los días 7 a 15 de marzo. En ese tiempo, visitaron Lima, Andahuaylas, Ayacucho, Juliaca y Cusco, territorios en donde la movilización social en contra del gobierno de Dina Boluarte ha dejado decenas de muertos y cientos de heridos.

Camilo Pérez Bustillo, director ejecutivo del National Lawyers Guild y cofundador del Tribunal Internacional de Conciencia de los Pueblos en Movimiento, manifestó que se han detectado unas crueles prácticas y graves violaciones a los derechos humanos que llegan al rango de crímenes de lesa humanidad. Ello incluye un sesgo racista y clasista, con violencia de género, del sistema de justicia y los patrones de represión.

«Cuando pensamos en los sectores más afectados se está aplicando un patrón discriminatorio que vulnera el derecho internacional y sugiere en contextos como Puno, Juliaca, la posibilidad de hablar de políticas de terror estatal dirigidas a un grupo social específico que van constituyendo la antesala de políticas genocidas. Además, del despojo del extractivismo. Estamos hablando de lo más grave posible dentro del derecho internacional», declaró Pérez Bustillo.

Familiares de víctimas acusan a presidenta Dina Boluarte

De igual forma, el equipo de abogados conversó con las víctimas y familiares de personas asesinadas durante las protestas policiales y militares, quienes coinciden en toparse con múltiples obstáculos para acceder a la justicia.

A modo de conclusión, la misión de DD.HH., exhortó al gobierno de Dina Boluarte a no darle un tratamiento militar a las protestas, que se respete la voluntad electoral del pueblo, expresada a través del voto y se convoque a nuevas elecciones. Así como la necesidad de una efectiva investigación judicial de las graves violaciones a los derechos humanos, y que los responsables sean encausados y condenados. (Expreso).