Gobernador liberteño aplica medida dilatoria respecto a laudo arbitral

320

“El haber sometido el pliego de reclamos en el 2017 presentado por el SITRAGOR  a un proceso arbitral, implica que las partes tanto el Sindicato como el empleador en este caso el Gobierno Regional de La Libertad convinieron que sean terceros neutrales  quien diluciden respecto al petitorio; como producto se tiene el Laudo Arbitral que tiene un valor determinado y es de estricto cumplimiento; los profesionales que conformaron el Tribunal Arbitral son personas con amplia experiencia en la materia e integran la nómina de árbitros laborales con que cuenta el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, por lo tanto aplican la razón y los alcances de la normativa”, dijo el reconocido Consultor y Docente Universitario Mg. Otto Vargas Barrantes.

Explico, llevar dicho Laudo Arbitral a un proceso de impugnación judicial, constituye una medida dilatoria por parte del Gobernador Sr. Manuel Llempén Coronel; pues no existe ninguna de las causales que la normativa establece para declarar su nulidad; es más ya existiendo fallo judicial favorable a los trabajadores en primera instancia, con la apelación lo que se pretende es ganar tiempo, y dejar el tema para la nueva administración.

Señalo, lo que hace el Gobernador es repetir la experiencia de cuando era directivo de SEDALIB, aplicada respecto al Laudo Arbitral del Pliego de Reclamos del año 2011 presentado por el Sindicato de Obreros de SEDALIB y que llevado a vía judicial en todas las instancias salió favorable a los trabajadores. De esa manera el pasivo lo asumió otra gestión.

“El Gobernador debe entender que lo del Laudo ya es un derecho adquirido y el hacer uso y abuso de facultades procesales terminan siendo actos dilatorios que contradicen sus mensajes de manejar escenarios de armonía laboral con los trabajadores nombrados de la región, cuyos sueldos permanecen congelados por más de 15 años. Contradictorio con la realidad que viven algunos trabajadores de la gestión apepista que pese a tener menor preparación y experiencia casi duplican las remuneraciones de trabajadores antiguos” anoto el Ing. Otto Vargas.