TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, VERGÜENZA NACIONAL: Lucha contra la corrupción fue estropeado

277

Por: Dr. Jorge Apolitano Rodríguez

Con la libertad de la señora Keiko Fujimori por el Tribunal Constitucional (TC) se demuestra que la lucha contra la corrupción nunca ha sido prioridad para ellos. La población peruana indignada y a través de las organizaciones de jóvenes, hacen un llamado a través de las redes sociales a salir a las calles y exigir que este organismo autónomo sea censurado y no sean elegidos por el Congreso de la República, sino sea otro sistema alternativo su elección.

La lucha contra la corrupción liderada por el Gobierno de Martin Vizcarra y la Comisión Especial Lava Jato fue opacada y estropeada por el Tribunal Constitucional (TC) al darle libertad a Keiko Fujimori, a pesar de haberse probado que recibió millones de dólares para su campaña presidencial y nunca fue reportado al ONPE, ni paso por un banco, sino directo a manos de la señora “K”.

Analizando el pedido de los jóvenes tienen toda razón, debido que los miembros del TC fueron elegidos por el Poder Político del Congreso de la República, y ahora en esta situación el TC devuelven el favor, otorgándole su libertad, porque sus legisladores en su oportunidad (Fujimoristas, Solidarios y apristas) lo eligieron a ellos. Favor con favor se pagan los cargos.

Se informó que los magistrados de la vergüenza del TC, Ernesto Blume, José Luis Sardón, Augusto Ferrero y Carlos Ramos, votaron a favor de la libertad de la fujimorista Keiko Fujimori, mientras que Manuel Miranda, Marianella Ledesma y Eloy Espinosa-Saldaña, se opusieron a libertad de Fujimori Higuchi. La historia juzgara a estos malos magistrados, que están en contra de la lucha contra la corrupción.

El magistrado Ramos Núñez, declaró en la Televisión peruana que aún no había decidido su voto en el recurso de la fujimorista. Sin embargo, con la decisión del pleno, se conoció que fue su voto el dirimente y le devolvió la libertad a la prisionera Keiko Fujimori.

Horas antes de la decisión del órgano constitucional, la lideresa de Fuerza Popular se acogió al derecho de guardar silencio ante el interrogatorio que el Fiscal Provincial José Domingo Pérez, dispuso recoger sus declaraciones por los aportes de empresarios a su campaña presidencial del 2011. Se negó desafiarte. Ni esto le importo el TC.  Era el momento de su libertad, a pesar del repudio.

Como peruano no deseo que está cuestionada libertad de Keiko se conviertan en enfrentamientos, charcos de sangre y/o otro “peruanazo”, quienes se sumaran y aprovecharan hacer demandas al gobierno central como incremento al RMV, aumentos de sueldos, incremento de pensiones, bajar la gasolina, más impuestos a los ricos, más trabajo, etc. Es hora de combatir y erradicar la corrupción, con nuevas estrategias.