Sindicatos del Gobierno Regional La Libertad, acordaron participar en paro del 20 de febrero exigiendo derogatoria de los Decretos de Urgencia N° 014-2020 y 016-2020

169

El Sindicato de Trabajadores del Gobierno Regional La Libertad y el Sindicato de Servidores contratados CAS de la Región, acordaron participar en el paro del 20 de febrero del presente año, convocado por la Confederación Intersectorial de Trabajadores Estatales (CITE).

El secretario general del Gobierno Regional La Libertad, Luis Capristán Justiniano, señalo que el acuerdo fue tomado en Asamblea General de Trabajadores de tomar estas acciones de protesta defendiendo los derechos laborales de los trabajadores ante los decretos inconstitucionales dados por el gobierno central.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Trabajadores CAS del GR, Martín Castillo, explico, que dirigentes de gremios sindicales del Estado acudieron a la Comisión Permanente del Congreso para dialogar con algunos de sus miembros sobre los Decretos de Urgencia (D.U.), Nº 014 – 2020, 016-2020 y 020 -2020, publicados recientemente por el gobierno, exigiéndole su derogatoria.

 “El DU 014-2020 colisiona con el artículo 28 de la Constitución Política que reconoce el derecho a la Negociación Colectiva y el Art. 40 que señala que no estamos comprendidos dentro de la función pública” manifestó el dirigente gremial.

El D.U016-2020, es un peligro y establece medidas en materia de los recursos humanos del sector público, lo que podría significar una amenaza a la estabilidad laboral de los trabajadores al dictar nuevas reglas para el ingreso a las entidades del Sector Público, lo que podría originar un despido masivo de trabajadores.

De otro lado, Luis Capristan, dijo que el DU 020-2020, los dirigentes sindicales expresaron que se cambian las reglas del arbitraje, donde es el Estado a través del Ministerio de Economía quien tiene todo el control sobre las diferencias entre trabajadores y gobierno, convirtiéndose en juez y parte. Y estableciendo casi una imposibilidad de los trabajadores al exigir si: “el Estado peruano es la parte afectada con la medida cautelar, se exige como contracautela la presentación de una fianza bancaria y/o patrimonial solidaria, incondicionada y de realización automática en favor de la entidad pública afectada”, lo que imposibilitaría a un sindicato a ir a un arbitraje dada su precaria economía.

“Por estas razones estamos apoyando el paro nacional del 20 de febrero convocado por la CITE, se vendrá una ola de paro y huelgas si el gobierno central no da marcha atrás, nuestra lucha seguirá hasta que se derogue dichos decretos de la vergüenza” anoto el dirigente sindical liberteño Luis Capristan.