PARLAMENTO MERITOCRÁTICO: Partidos políticos deben buscar los mejores cuadros

27

Por: Dr. Jorge Apolitano Rodríguez

Es la oportunidad que los partidos políticos tradicionales y no tradicionales, se reivindiquen en las próximas elecciones congresales a celebrarse el próximo 26 de enero del 2020, buscando a sus mejores cuadros y postularlos para tener un Parlamento Meritocrático y no como el anterior Congreso disuelto lleno de “pillos” y “semianalfabetos” como calificara el Premio Nobel, Mario Vargas Llosa.

Para lograr un país moderno y próspero, tenemos que contar con buenas leyes y una fiscalización constructiva, sin buscar intereses personales y grupales. Un Parlamento meritocratico y razonable deben trabajar en forma conjunta con el Poder Ejecutivo para tener un país estable y sostenible, y que el bien supremo sea siempre la población,  brindándoles mejor calidad de vida con paz social.

Un Gobierno basado en la meritocracia tiene buenos resultados. Uno de los ejemplos son: Singapur y Finlandia que han utilizado estándares meritocráticos  para la elección de autoridades. Debemos pensar como ellos, los líderes y partidos políticos tienen la mejor oportunidad de reivindicarse con el pueblo.

Los partidos políticos interesados en participar en las elecciones parlamentarias 2020 tienen plazo hasta el próximo 6 de noviembre para definir a sus candidatos. Según el cronograma congresal del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el periodo de democracia interna va del 11 de octubre hasta el 6 de noviembre.

Las organizaciones políticas tendrán hasta el 18 de noviembre para inscribir la lista de sus postulantes al Parlamento. Las elecciones previstas para el 26 de enero del 2020, tras la disolución constitucional del Congreso de la República, el pasado 30 de setiembre. Los Parlamentarios electos, completarán el periodo legislativo 2016-2021.

Debemos olvidarnos del sistema “amiguismo” y “compadrazgo” en el Poder Legislativo y esta invocación también va para el Poder Ejecutivo, queremos a los mejores cuadros en los poderes del estado y en los organismos del aparato estatal, postulemos a los mejores profesionales con los mejores pergaminos académicos y que vayan acompañados con la formación moral y muchos valores.

No queremos un Parlamento Nacional que blinden y protejan a autoridades y funcionarios corruptos a vista y paciencia del pueblo. No queremos congresistas lobistas, que se aprovechan de la inmunidad para cometer delitos, y que solamente se dedican hacer leyes para ellos. Basta ya de “pillos” y “cuellos blancos”.

Apostemos por un Congreso Meritocrático y que los próximos parlamentarios se hayan ganado su curul con merito, aptitud, trabajo, esfuerzo, habilidades, inteligencia, virtud y muchos principios. Estoy seguro que hay gente con esta trayectoria. Debemos buscarla y motivarlos, que ingresen a la política para construir un país admirado en América Latina y en el mundo.