La ley y los rojos

37

Por Francisco Diez-Canseco Távara (*)

No fue una casualidad, sin duda, que en la ley 30995 que, como parte de la “reforma política” caviar pergeñada por Tuesta Soldevilla, regula la inscripción de los partidos políticos,  se omitiera un tema fundamental que si se estableció en la ley anterior (la 34014): la denegatoria de inscripción a las organizaciones políticas cuyo contenido ideológico, doctrinario o programático promueva la destrucción del Estado constitucional de Derecho o que intenten menoscabar las libertades y los derechos fundamentales consagrados en la Constitución.

Si se hubiera preservado este veto a los movimientos antidemocráticos Perú Libre, el partido de Vladimir Cerrón y Pedro Castillo, no hubiera podido mantener su inscripción en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) debido a que en el ideario que tiene presentado al Jurado Nacional de Elecciones aparece como un movimiento político marxista, leninista, mariateguista.

El marxismo leninismo es un enemigo declarado de la democracia electiva y liberal. En la constitución de Cuba, que es el modelo del ideario de Perú Libre -también llamado ahora, según tengo entendido, ”Los Dinámicos del Centro” en su calificación como organización criminal- se establece la existencia del partido Comunista como partido único y se crea en la práctica un régimen totalitario y autocrático que contradice, en toda su extensión, nuestra Constitución y los derechos y libertades fundamentales en ella consagrados.

Los marxistas leninistas de todos los pelajes siempre han aprovechado dichas libertades y derechos para socavar el sistema:  la reforma de Tuesta Soldevilla – Vizcarra fue un instrumento oportunista de ella- es el reflejo de esa política soterrada, manipuladora y perversa en la medida en que sus normas ni siquiera fueron respetadas cuando se trata del mantenimiento de la inscripción del caviar partido Morado,  cuyo registro fue legalmente eliminado por el ROP e ilegalmente restituido por el voto dirimente del Presidente del JNE,  Salas Arenas.

Las bancadas democráticas del Congreso de la República deben restituir el texto de defensa de la democracia eliminado por la reforma caviar en la ley 30995 para habilitar que, de oficio, el ROP borre de su registro al partido marxista leninista Perú Libre, enemigo de la democracia y afiliado a la corrupción. Y para que, en el camino, no se cuele el MOVADEF u otro organismo de fachada de los comunistas o senderistas.

(*) Presidente de Perú Nación

Presidente del Consejo por la Paz