Una mascarilla te puede salvar la vida frente al mortal virus del covid-19

69

Por: Dr. Jorge Apolitano Rodríguez

La pandemia mundial del coronavirus (covid-19) cambio el estilo de vida de todas las personas que viven del siglo XXI, esta enfermedad que afrontamos es muy contagiosa, algo similar al virus de la gripe española del año 1918 del siglo pasado, que mató a más de 50 millones de personas, en menos de dos años.

Este virus tiene su modalidad de contagio de persona a persona y este nuevo coronavirus que nació en Wuhan, provincia Hubei, China en diciembre de 2019 su brote epidémico de neumonía, se propago en todo el mundo.  La proyección de la mortalidad afirma científicos, si no hay prevención podría llegar a 40 millones las personas fenecidos, hasta que se halle una vacuna.

La científicos y médicos de la Organización Mundial de Salud (OMS) ante este mortal virus que amenaza el mundo y Perú, recomienda para su prevención del contagio es el uso de las mascarillas, lavado de manos y el aislamiento

El aislamiento es una medida muy importante que adoptan las personas con síntomas de COVID‑19 para evitar infectar a otras personas de la comunidad, incluidos sus familiares. Llegar al extremo como es el aislamiento se produce cuando una persona que tiene fiebre, tos u otros síntomas del coronavirus se queda en casa y no va al trabajo, a la escuela o a lugares públicos.

Ahora las personas han cambiado su estilo de vida, antes las personas no se preocupaban tanto por la limpieza de sus hogares como ahora, después de esto considero que se van a acostumbrar. Ahora hemos aprendido a lavarnos las manos con jabón a cada momento y cuando llegamos a casa.

El uso de mascarillas forma parte de nuestras vidas, es como llevar tus anteojos o pañuelo, no lo puedes dejar, porque esta prenda te puede salvar la vida y el conjunto integral de medidas de prevención y control que pueden limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias causadas por el virus del COVID-19.

Usar mascarilla es la protección de todas las personas de modo que es preciso adoptar otras medidas personales y comunitarias para contener la transmisión de virus respiratorios. Al margen de que se usen mascarillas, la observancia de la higiene de las manos, el distanciamiento físico y otras medidas de prevención y control de infecciones es decisiva para prevenir la transmisión de la COVID-19 de persona a persona.

El Perú, después de pasar una rigurosa cuarentena de 107 días, no ha podido controlar la propagación del mortal coronavirus, estamos ubicados en 5 lugar de los países con más contagios en el mundo con 338,000 personas y 12,500 muertos, después de Rusia, India, Brasil y Estados Unidos. Sin embargo, el diario británico Financial Times denuncia que el exceso de muertos en Perú seria de 40 mil.

Esta pandemia desnudo la precariedad de los servicios de salud que tiene el Perú, sin hospitales equipados, sin médicos, enfermeras, técnicos y la falta del liderazgo del gobierno nacional, regional y local, que sumándose los actos de corrupción mato la esperanza de ganarle el virus.

Mientras no llegue la vacuna, la humanidad tiene que convivir con el virus, hasta que la cura llegue al país. Recordemos, que la firma estadounidense Pfizer y la alemana de biotecnología BioNTech celebraron las primeras pruebas comunitarias en humanos (45) que surtieron efectos.

Ambas empresas señalaron que generó anticuerpos 28 días después de suministrada. Lo siguiente es aplicarla en miles o decenas de miles, y se animaron a anticipar que en diciembre de 2020 proveería millones de dosis.

El Registro Estatal de Medicamentos del Ministerio de Salud de Rusia autorizó el medicamento Avifavir, ofavipiravir en su nombre no patentado, para utilizarse contra el SARS-CoV-2, ya que dio resultados favorables con 60 pacientes contagiados. En cuatro días se notó la casi eliminación del virus, comparándolo con la terapia estándar que se comprende aproximadamente nueve días de tratamiento.

La humanidad está a la espera de la vacuna para volver a la normalidad. Mientras tanto la vida continua y solamente recomendar que una mascarilla te puede salvar la vida por ahora. Úsala.