Trujillanos bautizan de “manos divinas” a venezolana Yaneth Peña al curarles el stress

48

Luego de estar estresado y angustiado y luego de pasar más de tres sesiones muchos trujillanos y trujillanas que han tenido enfermedad del stress, ansiedad, males musculares, etc., han sido curados gracias a las “manos divinas” de la venezolana Yaneth Peña.

Los liberteños lo han bautizado a la chama Yaneth como las “Manos Divinas” por el acierto y buen trabajo que viene realizando para sanar a muchos trujillanos.

Recuerda Yaneth Peña, que vino a Trujillo por solo 10 días y se enamoró de la ciudad y ahora tiene más de 5 años radicando junto a su hermana menor desarrollando un trabajo practico de masajes y se ha convertido en las manos divinas de las terapias relajantes a cientos de trujillanos.

Como todo inmigrante en busca de mejores oportunidades laborales y ante la crisis económica que atravesaba el país de Venezuela, salió de su tierra y encontró un lugar muy tranquilo para radicar y trabajar como es la ciudad de Trujillo. “Han pasado 5 años que estoy en esta bella ciudad y su gente es muy educada y amable”, dijo al periodista del portal elpueblo.pe.

Explico, que en Venezuela llevo un curso corto de fisioterapia, pero cuando llego al Perú estudio en el Instituto “Roosevelt” para reforzar y afianzar más sus conocimientos en terapias relajantes antiestrés y reflexología. Hoy es una experta en esta profesión.

Ser masajista es una profesión con muchas oportunidades profesionales porque vivimos en una sociedad tan estresada como la nuestra y siempre con prisas, sin un momento para cuidarnos y pensar en nosotros mismos, los masajes relajantes y terapéuticos están cada vez más solicitados.

La venezolana Yaneth Peña, trabaja y atiende en el centro terapéutico “Vida y Salud” ubicado en el jirón Zepita 720 a espaldas de la Cruz Roja de lunes a viernes de 9.00 a.m. a 6.00 p.m., previa cita al celular 921566986.

Finalmente, dijo que actualmente las situaciones de estrés, las malas posturas en el trabajo o frente a la PC, las sobrecargas musculares, razones estéticas y otros motivos hacen que la gente requiera cada vez más nuestros servicios de una masajista. “Solo un masaje de 10 minutos puede bajar tu presión arterial, ansiedad, mejorar dormir, y mejora claridad mental”, dijo muy segura la carismática venezolana Yaneth Peña.