SUNEDU alerta sobre los riesgos que enfrenta la reforma universitaria

110

Comunicado

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) considera importante alertar a la ciudadanía en general sobre el grave riesgo que se cierne sobre la reforma universitaria, a raíz del proyecto de ley recientemente aprobado en primera votación por el Congreso de la República, que cambia la composición del Consejo Directivo de la Superintendencia y le recorta facultades fundamentales para seguir trabajando en la mejora continua de la educación universitaria en el Perú.

Es necesario aclarar que el supuesto reclamo de este proyecto de ley, que habla de una “restauración” de la autonomía universitaria en el Perú, es falaz. No hay nada ninguna autonomía vulnerada, como ya señaló en su momento en Tribunal Constitucional en su fallo que confirmó la plena constitucionalidad de la Ley Universitaria. La autonomía universitaria está plenamente vigente en el Perú y SUNEDU la respeta escrupulosamente.

En realidad, bajo el falaz eslogan de restablecer la autonomía universitaria, el Congreso de la República ha aprobado en primera votación un proyecto de ley que esconde un propósito más oscuro: regresar a un viejo orden en el que las universidades tenían licencia para actuar sin tener que darle cuentas a nadie, sin supervisión ni fiscalización de ningún tipo.

No es cierto que dicho proyecto de Ley pretenda ‘fortalecer’ a la SUNEDU, como afirman sus promotores. Es todo lo contrario. No solo pretenden darle asientos en el Consejo Directivo a las universidades, con lo cual los supervisados tendrían voz y voto en el organismo que las debe supervisar. Además, el texto del proyecto de ley aprobado en primera votación recorta expresamente importantes atribuciones de la SUNEDU, como la facultad de licenciar escuelas y programas de estudio, así como la de revisar y mejorar periódicamente los estándares de calidad necesarios para obtener y renovar el licenciamiento institucional.

Lo que se busca con todo esto es evidente: capturar al organismo regulador y recortar sus capacidades para volver a un sistema en el cual las universidades no tenían que rendirle cuentas a nadie, salvo a ellas mismas. Un sistema en el cual la calidad del servicio educativo no era prioridad, y tampoco los estudiantes, cuyo bienestar debe ser el centro de cualquier reforma educativa.

La SUNEDU lamenta profundamente que algunos rectores de universidades públicas estén impulsando activamente este proyecto de ley, recurriendo incluso a la difamación y la mentira como argumentos. En ese sentido hacemos un llamado a los rectores de todas las universidades peruanas comprometidas con la educación de calidad a que expresen su posición sobre esta propuesta.

Asimismo, invocamos al Congreso de la República a reconsiderar estos proyectos, y al Poder Ejecutivo a analizarlos en profundidad, tomando en cuenta las opiniones que en su momento emitieron las áreas técnicas del Ministerio de Educación, la SUNEDU y la Defensoría del Pueblo, así como la posición expresada por la UNESCO y otros organismos multilaterales.

La Reforma Universitaria ya está dando sus primeros frutos. Tenemos un sistema universitario ordenado, libre de ilegalidad y con una orientación clara en pos de la mejora continua de la calidad. Las universidades peruanas ahora tienen mejor infraestructura, mejores profesores, investigan más y son más transparentes. Hay mucho por mejorar aún, pero la captura del organismo regulador por parte de los regulados no es el camino para ello, significa más bien un claro retroceso.

Desde la SUNEDU, seguiremos trabajando para profundizar los logros de la reforma universitaria, teniendo al bienestar de los estudiantes como un objetivo central.

Dr. Oswaldo Zegarra Rojas, Presidente

Dr. Víctor Peña Rodríguez

Dr. Waldo Mendoza Bellido

Dr. Aurelio Ochoa Alencastre

Dr. Luis Huicho Oriundo

Dr. Jorge Ricardo Gonzales Castillo

Dr. Benjamín Marticorena Castillo