Ser solidario y responsable implica tomar medidas de prevención para evitar mayor propagación del COVID-19

66

Por: Dra. Katherine Bardales Castro

Estamos atravesando una Pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad denominada COVID- 19, que se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias potencialmente infecciosas ya que la transmisión de estas gotículas ocurre cuando una persona está en contacto cercano con alguien que tiene síntomas respiratorios.

 La transmisión también puede ocurrir a través de objetos en el entorno inmediato alrededor de la persona infectada. Por lo tanto, la transmisión del virus SARS-CoV-2 puede ocurrir por contacto directo (tos, estornudo, exhalación fuerte) con personas infectadas y por contacto indirecto con superficies en el entorno inmediato por la persona infectada. Actualmente en nuestra Región La Libertad tenemos 30786 casos de COVID-19 de los cuales la mayoría pertenece al grupo etáreo de 30 a 59 años seguido de los mayores de 65 años, tenemos hasta la fecha 2670 personas fallecidos y cada día más estamos en incremento de casos, asimismo   tenemos muchas personas sospechosas que aún no tiene diagnóstico.

Existen grupos de riesgo y grupos vulnerables en donde debemos de tener mucho más cuidado y prevención ya que las personas con enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias y las personas que tienen otros factores de riesgo como obesidad, asma y embarazo corren el riesgo de agravarse ante un diagnóstico de COVID-19 y morir.

Ahora que nuestra Región La Libertad no está dentro de la cuarentena focalizada y que un gran sector ha retornado a sus labores , vemos que están presentes  los determinantes sociales  como parte de la multifactorialidad de enfermar por COVID-19,en donde por  la falta de conocimiento y el compromiso de nuestra comunidad con la salud colectiva las personas salen a las  calles sin medidas de protección, no acatan el distanciamiento social, acuden a lugares concurridos en donde es propicio el contagio, realizan reuniones en casa y aceptan visitas de familiares que no están en la convivencia del hogar, todo esto está generando mayor contagio y aumento de casos de COVID-19,no debemos de bajar la guardia porque estamos frente a un virus altamente contagioso y letal, considerando que estamos en una crisis en el sector sanitario.

Hacer énfasis también en cuanto a prevención por medicamentos y compuestos no farmacológicos no tenemos nada comprobado científicamente para el virus y que se está investigando y hasta la fecha no se tiene ninguna medicina efectiva para la cura, por tanto, invoco a la población a NO AUTOMEDICARSE con algunos fármacos como Ivermectina y compuestos no farmacológicos como Dióxido de cloro este último no aprobado por DIGEMID para uso en seres humanos por sus efectos adversos severos en las personas. Antibióticos como la azitromicina entre otros antibióticos, administrados sin una vigilancia médica promueven indiscriminadamente la resistencia bacteriana, un problema que tras la pandemia actual se habla poco y que podría ser en el futuro la razón principal de la morbimortalidad por enfermedades infecciosas de agentes resistentes a antimicrobianos.

Con el fin de prevenir y mitigar el contagio por coronavirus es necesario brindar algunas recomendaciones para proteger a la familia y comunidad, especialmente a las personas mayores de 65 años y personas con enfermedades de especial vulnerabilidad ante el COVID-19:

 1.- Lavado de manos con agua y jabón de duración de 20 – 30 segundos, frotar las palmas, frotar los dorsos de las palmas, lavar dedos a dedo, en circunstancias como al llegar a la casa, antes de preparar y consumir alimentos y bebidas, antes y después de usar el baño, cuando las manos están contaminadas por secreción respiratoria, después de toser o estornudar. Una alternativa cuando no se dispone de agua y jabón es el uso de alcohol, el cual debe ser al 70 %.Otra alternativa es el uso del alcohol en gel.

2.- Al toser o estornudar, cubrir nariz y boca con el antebrazo o usar un pañuelo desechable e inmediatamente lavarse las manos.

3.- Incrementar actividades de limpieza y desinfección de superficies inertes como  paredes, pisos, techos con  una solución de lejía al 0,1 % o alcohol al 70 % y
superficies vivas como vegetales ,frutas sumergir en solución que contengan lejia, es necesario considerar todo ello como medidas que permitan la prevención y mitigación de factores de riesgo biológico.

4.- Mantener la ventilación e iluminación natural de la vivienda.

5.- Protocolos de ingreso a la vivienda como quitarse los zapatos y lavar o desinfectar  la suela con agua y jabón. Antes de tener contacto con los miembros de su familia, cambiarse de ropa, y evitar saludarlos con beso, abrazo y darles la mano.

6.-Mantener separada la ropa de trabajo de las prendas personales.

7.-Bañarse con abundante agua y jabón.

8.- Lavado de manos de acuerdo a los protocolos.

9.- El uso de mascarillas que cubran nariz, boca y mentón y que cumplan los criterios mínimos establecidos.

10.-Mantener un distanciamiento social de al menos 1,5 metros.

11.- Evitar tocarse cara, ojos y boca.

12.- Reconocer síntomas y signos de sospecha de COVID-19 en nuestros familiares en la convivencia intradomiciliaria y mantener un aislamiento.

13.- Si alguna persona de su núcleo cercano presenta síntomas de COVID-19, debe aislarse de su perro y gato; es prudente limitar el contacto entre personas enfermas y animales, hasta que se conozca más sobre la epidemiología del virus.

SE NECESITA DE UNA GESTIÓN EN SALUD PÚBLICA

Es necesario fortalecer la atención primaria de salud para que solo asi se logre una atención de calidad, accesible ya que es la puerta de entrada al sistema de salud, longitudinal por que la asistencia es centrada en la persona, integral cubriendo todas las necesidades de salud con enfoque biopsicosocial y coordinada con todos los niveles de atención, con el enfoque comunitario nos ayudara a enfrentar esta pandemia.

El fortalecimiento del primer nivel de atención de salud es la estrategia a nivel mundial con mejores resultados, queda demostrado que en los países que invierten más en una atención primaria sólida, son más costos efectivos y tiene mejores niveles de salud poblacional.