Proyecto: “Perú todos somos patrimonio” beneficia a más de 70 colegios y dará origen a un libro de referencia

15

Conscientes de la necesidad de promover el cuidado de nuestro patrimonio arqueológico e histórico, así como de nuestros principales recursos naturales, el Programa Académico de Formación General de la Universidad César Vallejo, a través del proyecto: “Perú, Todos Somos Patrimonio”, editará un libro bajo el mismo nombre.

El texto será presentado en noviembre próximo y contará con la colaboración de 10 destacados profesionales de diversas universidades del mundo  inmersos en el tema de la gestión cultural, como la española, Neus Gonzales Monfort, especialista en educación, valor y uso didáctico del patrimonio cultural; la peruana, Diana Guerra Chirinos, experta en historia y turismo nacional e internacional; Augusto Bravo Malca, docente de la UNMSM e ingeniero en recursos naturales renovables, entre otros destacados historiadores.

“Somos considerados una de las cunas de la civilización mundial y hemos heredado importantes recursos que debemos aprovechar para ampliar y consolidarnos como país.  Solamente cuando nos sintamos identificados, orgullosos y felices de pertenecer al Perú, vamos a construir una sociedad de grandes oportunidades”, afirmó Pedro Iberico Portocarrero, arqueólogo y coordinador del proyecto: “Perú, todos somos patrimonio”.

El proyecto “Perú, Todos Somos Patrimonio” es una iniciativa del Programa Académico de Formación General de la UCV que tiene por finalidad sensibilizar a los escolares de 4° y 5° grado de educación secundaria, de las diversas instituciones educativas de la región, respecto al valor, cuidado e importancia de la cultura, partiendo de un nuevo paradigma patrimonial y enfoque territorial.

“Nuestro proyecto nos ha permitido trabajar con estudiantes de 70 centros educativos, a quienes hemos llevado al campo, guiado en visitas de estudio y comprometido con algunas jornadas cívicas, sobre todo en aquellos sitios o complejos arqueológicos en riesgo; creo que esta experiencia vivencial es una forma de proteger nuestro patrimonio cultural y natural”, añadió Iberico Portocarrero.

Actualmente, Chan Chan, la ciudadela de barro más grande de América, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986, está en riesgo, debido al constante arrojo de basura y desmonte. Asimismo, las invasiones y la agricultura han irrumpido en el área intangible.

“No podemos aislar los contextos culturales, arqueológicos e históricos, ni mucho menos permitir que se mantengan ajenos a los planes de desarrollo a nivel nacional y regional. Por el contrario, la mejor manera de cuidar nuestro patrimonio pasa por educar a la gente, para que se acerque a su monumento, lo conozca y lo proteja. Esta es una labor que nosotros hemos asumido como institución tutelar en el campo de la educación”, concluyo el destacado docente de la UCV, Pedro ibérico, quien fue reconocido como el mejor profesional peruano por la Casa América Catalunya (España) en 2013.