Presidente de EE.UU. Donald Trump, reaviva la teoría de que el virus surgió en un laboratorio chino

81

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y medios afines a la Casa Blanca como la cadena Fox han resucitado en las últimas horas la teoría de que el Covid-19 se originó en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia.

El matiz que añaden en esta ocasión las fuentes de Inteligencia citadas por Fox News -y que encabeza su edición digital de hoy- sería que el coronavirus fue creado no como un arma biológica, sino como resultado del esfuerzo de China para demostrar que su capacidad para identificar y combatir viruses igual o superior a la de Estados Unidos. Según sus confidentes, la transmisión inicial del virus fue de murciélago a humano, y que el “paciente cero” trabajó en el laboratorio y luego pasó a la población de Wuhan.

La “creciente confianza” en la validez de esta teoría está fundamentada en documentos y pruebas clasificados y públicos, añadieron las fuentes. Fox News admite no obstante que éstas han insistido en que los informes no son definitivos y que la investigación continúa.

Una columna de opinión de “The Washington Post” publicada el pasado martes aseguraba que el Departamento de Estado de EE UU ya advirtió en 2018 en varios cables diplomáticos sobre las debilidades de seguridad y gestión en un laboratorio WIV de Wuhan. El “Post” añadía que los científicos coinciden en gran medida en que el virus proviene de animales, en lugar de ser sintetizado. Pero citó a un experto que dijo que no descartaba que pudiera haber surgido del laboratorio WIV, que pasó años probando coronavirus de murciélago en animales.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se negó a abordar directamente la columna del diario en sus últimas entrevistas. “Sabemos que ésta es una pandemia global que se originó en Wuhan, China. Sabemos que había mercados allí. Así que estamos empezando a reconstruir los hechos”, dijo Pompeo en una de ellas.

Un equipo de 27 científicos publicó una declaración en la revista médica “Lancet” en febrero condenando las teorías de conspiración, que “no hacen más que crear miedo, rumores y prejuicios que ponen en peligro nuestra colaboración global en la lucha contra este virus”.Dijeron que los científicos de todo el mundo “concluyen abrumadoramente que este coronavirus se originó en la vida silvestre”.