Presidente de Chile pide perdón y anuncia incremento de sueldos y reformas de pensiones obligadas por las protestas

31

Al quinto día del estallido de los cacerolazos y la ola de protestas, el presidente Sebastián Piñera,   pidió perdón al pueblo chileno. Lo hizo anoche en un mensaje dirigido al país de Chile,   en pleno toque de queda decretado para varias ciudades. El discurso presidencial vino con importantes anuncios.

A saber: incremento del salario mínimo; varias modificaciones al sistema de pensiones; mayor impuesto para los que más tienen y reducción de las dietas de los parlamentarios y los sueldos más altos.

Hoy el salario mínimo en Chile  está en 301 mil pesos. Un promedio de 415 dólares. Eso, en bruto, sin contemplar los descuentos. Piñera anunció anoche un incremento. El llamado “ingreso mínimo garantizado” ahora será de 350 mil pesos mensuales (482 dólares).

Hay un detalle: el incremento de los 49 mil pesos chilenos no lo asumirán los empresarios, para el caso del sector privado. Esa diferencia lo cubrirá el Estado. El mandatario chileno también anunció un seguro de enfermedades catastróficas y un acuerdo con las farmacias para concretar la reducción del costo de los medicamentos.

Parte de la “agenda social” también apunta hacia los jubilados. Una de las medidas a ser implementadas con urgencia sería el incremento del 20% de la pensión básica solidaria. La medida favorecerá a unas 590 mil personas. Habrá entonces aumento en los recursos fiscales para mejorar las pensiones.

Otro anuncio concordante con las demandas sociales tiene que ver con la estabilización del precio del servicio de energía eléctrica. En esa línea, anularán un último incremento en el orden del 9,2%.