MINAGRI investigará fertilidad del suelo, tolerancia a la sequía y producción sostenible con ayuda coreana

13

Con un financiamiento de 225 mil dólares de la Cooperación Internacional de Corea del Sur, el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), a través del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), pondrá en marcha tres proyectos de investigación para mejorar la fertilidad del suelo, incrementar la tolerancia a la sequía y la poda y mejorar la fertilización para una producción sostenible.

Estos proyectos, son parte de los acuerdos suscritos para el 2020 durante la III Asamblea General de la Iniciativa de Cooperación entre Corea y América Latina para la Agricultura y la Alimentación (KoLFACI), realizada en noviembre pasado, en Guatemala.

El primero, está referido a la “Investigación sobre la mejora de la fertilidad del suelo y la productividad de los cultivos principales a través de la transformación del estiércol en abono”, y será desarrollado por la Dirección de Desarrollo Tecnológico Agrario del INIA y Rural Development Administration de Corea, entre junio de 2020 a mayo de 2026, con un presupuesto de $ 90,000.

Un monto similar ha sido destinado a la “Investigación sobre tolerancia a la sequía en frijol bajo cambio climático”, donde los socios en la investigación son el INIA y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) de Colombia, que tendrá una duración también de seis años.

De igual forma, la “Investigación sobre las variedades y los tipos de proyectos de poda y fertilización para aumentar la producción sostenible de café por parte de los pequeños agricultores”, del INIA y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), de Costa Rica, tendrá una duración similar y $ 45,000 de financiamiento.

Además, se aprobó la ampliación por 18 meses del proyecto cacao, que se desarrolla en la Estación Experimental Agraria de Pucallpa a cargo del INIA.

Agricultura inteligente

El KoLFACI también financia, desde junio de 2017,proyectos de investigación e innovación relacionados a la mejora de la calidad de poscosecha de fresa; así como el mejoramiento de la eficiencia de riego para la producción de arroz; y el mejoramiento de la producción de cacao, mediante un mejor uso del germoplasma aplicando prácticas de agricultura climáticamente inteligente.

Los proyectos ya se encuentran en su fase final y culminarán en mayo del presente año, y permitirán a los pequeños productores contar con nuevas tecnologías para mejorar su productividad y hacer resiliencia al cambio climático.

Junto con Perú asistieron 11 países latinoamericanos, caso de Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá y Paraguay. Además de 30 representantes de los países miembros, así como del CATIE y del CIAT.