INSÓLITO: Despiden más de 50 médicos del Hospital Regional referencial COVID-19 en plena cuarta ola

353

Más de 50 médicos, entre médicos generales y especialistas, que laboran atendiendo pacientes COVID-19 en el Hospital Regional Docente de Trujillo (HRDT) desde el inicio de la pandemia por COVID-19 fueron despedidos en plena cuarta ola.

Algo insólito ocurrió en la Gerencia Regional de Salud de La Libertad del Gobierno Regional La Libertad, que administra el Hospital Regional Docente de Trujillo. A pesar del comunicado emitido por el Ministerio de Salud ante el incremento sostenido de los casos por COVID-19 y el inicio de la cuarta ola en todo el país. Las autoridades de salud enviaron un comunicado de “Término de contrato” de forma indefectible a más de 50 médicos, señalando que trabajarán hasta el jueves 30 de junio del presente año.

Se trascendió que más de 50 médicos CAS-COVID, quienes vienen trabajando desde inicios de la pandemia durante la primera, segunda y tercera olas fueron despedidos, violando la Ley N° 31131 que se encuentra vigente desde el 10 de marzo de 2021 que prescribe: “Los contratos administrativos de servicios vigentes al 10 de marzo de 2021 tienen carácter indefinido, procediendo únicamente la desvinculación por causa justa debidamente comprobada”. Dicha medida arbitraria vulnera los derechos de los médicos que fueron despedidos, muchos de ellos con más de 24 meses de labor en dicha entidad.

En La Libertad, en los principales hospitales y centros de Salud de la región pertenecientes a EsSalud y Minsa, en lugar de tomar las medidas necesarias ante la cuarta por las variantes BA 4 y BA 5 de Ómicron, que podría llegar a su pico máximo para mediados del mes de julio, han hecho todo lo contrario, despidiendo a médicos y otros profesionales de la salud en plena cuarta ola, ya declarada por el Minsa.

Hay que indicar que el Hospital Regional Docente de Trujillo fue designado como Hospital del Ministerio de Salud Referencial COVID-19 de la región La Libertad, atendiendo a gran parte de la población liberteña.

Las políticas públicas de salud y de prevención cuya base es el beneficio de la población, debe prever la contratación de profesionales de la salud con experiencia en el manejo de esta enfermedad. La GERESA La Libertad tiene el deber de fortalecer el capital humano, valorando su trabajo y protegiendo los derechos de los profesionales de la salud. Sin lugar a dudas, esta medida tomada por las autoridades de salud es inoportuna y está vulnerando los derechos de los médicos.