Gobierno español pide a la población que se quede en casa ante el peor temporal en 50 años

74

Ayer sábado 9 de enero de 2021 pasará a la historia como el día en que media España se convirtió en Noruega: en ciudades como Madrid Toledo, los coches desaparecieron del asfalto, los esquiadores y los muñecos de nieve tomaron las calzadas y las familias bajaron con trineos a las calles.

Fotos impresionantes como la avenida principal de Madrid, como es la Gran Vía, la plaza de Puerta de Sol, entre otras. Los españoles salieron a mirar y tomarse fotos de la nieve, que se vio después de 50 años.

Fueron estampas nunca vistas, o por lo menos, no recordadas desde 1971, cuando se produjo otra nevada del siglo. Cien años se recordará también a ‘Filomena‘, que dejó hasta 40 centímetros de espesor en puntos del país donde la nieve ya sólo cae excepcionalmente.

Pero las imágenes de película de Navidad que proporcionó la borrasca tuvieron un contrapunto negativo, con todo el país en diferentes tipos de alerta, y avisos rojos en Teruel, Zaragoza, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Tarragona, Madrid, Castellón y Valencia. Además, ‘Filomena’ se cobró tres víctimas, dos personas ahogadas en Mijas (Málaga) y un hombre sepultado en Zarzalejo (Madrid).

El Gobierno español pidió a la población que se quedara en casa ante el peor temporal de los últimos 50 años. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlazka,  , solicitó que únicamente se realicen los desplazamientos «que sean absolutamente imprescindible». «Y si el viaje es inevitable, repito, inevitable», insistió Marlaska, «hay que emprenderlo tras haber consultado la situación de las carreteras y con elementos indispensables, como las cadenas». «Mínimos desplazamientos y sin riesgos», reiteró, a su vez, el ministro de Transportes, José Luis Abalos.  

Los problemas en las vías no parece que se vayan a resolver en un plazo muy breve de tiempo porque mañana y el martes, tras la nieve, llegarán las heladas, que pueden provocar nuevas dificultades en la circulación. «Posiblemente haya más riesgo en el hielo que en la nieve y es una situación que requiere muchísima precaución«, insistió Abalos, que opinó sobre las imágenes lúdicas que ofrecieron las calles de algunas ciudades. «Es bueno ver a la gente disfrutar, pero cuando se dice que hay que estar en casa, no es por capricho. La movilidad apareja un riesgo de accidentes y además, estamos en pandemia», analizó.

La nieve colapsó casi todo el país. En total, 657 carreteras y puertos de montaña sufrieron alteraciones por el tiempo, 133 se cerraron y en más de 400 tramos fueron obligatorias las cadenas o la utilizacón de neumáticos de nieve, según datos de las Direccion General de Tráfico (DGT). En total, 19.720 kilómetros afectados, 1.976 cortados a la circulación y 11.293 en los que era necesario el uso de cadenas.

De la red principal de carreteras, las peores incidencias ocurrieron en la M-40 de Madrid y en la A-4 y la A-5, cerca de la capital. Allí, desde el viernes por la tarde, 147 militares y 66 vehículos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) rescataron de sus vehículos, que se habían quedado bloqueados, a más de 1.500 personas.

Caos en Madrid Mientras tanto, la situación en Madrid capital fue caótica. Circular era imposible y sólo los vehículos de emergencias (ambulancias, bomberos y policía) podían desplazarse a duras penas, aunque los accesos a los hospitales, en plena pandemia del coronavirus, estaban prácticamente cortados.

La vacunación continuó en Madrid, donde ya estaban distribuidas las dosis, aunque creó problemas logísticos en Cataluña. El alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida, pidió a la ministra de Defensa, Margarita Robles, la ayuda del Ejército para retirar la nieve de las calles y desde por la tarde, miembros de la UME comenzaron a despejar las calzadas.

Salir de la ciudad fue una misión imposible por carretera, pero también por avión o por tren. El aeropuerto de Barajas permaneció cerrado desde el viernes y todo el sábado por «razones de seguridad». El viernes, ya fueron anulados una treintena de vuelos y otros tantos fueron obligados a aterrizar en diferentes lugares. Renfe, por su parte, suspendió ayer todos sus servicios ferroviarios (AVE, media y larga distancia) con origen y destino Madrid, además del servicio de Cercanías de la capital y los trenes transversales entre Andalucía y Cataluña.

Ante estas circunstancias, la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha anunciaron que cerrarán sus colegios este lunes y este martes a causa de ‘Filomena’. El sindicato CSIF pidió que todas las comunidades afectadas por el temporal suspendan las clases.

Ayer Madrid amaneció con nieve, pero la gente salió de comprar. (Foto AFP)
La Gran Vía centro de Madrid-España.
Plaza de Armas de Madrid.
Plaza Puerta del Sol de Madrid.