Especialistas disertan sobre gestión y manejo de residuos sólidos en Trujillo

119

“Trujillo necesita  una planta de reciclaje de residuos sólidos que permita no solo la generación de compostaje (abono natural), sino también el reaprovechamiento , la reutilización y  almacenamiento de residuos no peligrosos, pues la vida útil del botadero El Milagro ya concluyó”, señaló Carlos Pérez Calderón, ingeniero ambiental y representante de IVE Consultores, quien participó como ponente de la charla: “Problemática de la gestión y manejo de residuos de la ciudad de Trujillo”, actividad organizada por la Escuela de Ingeniería Ambiental de la Universidad César Vallejo.

La inversión para la construcción de la referida planta de segregación de residuos sólidos asciende a 50 millones de soles, aproximadamente, motivo por el cual el especialista exhortò a la reflexión a todos los integrantes de los organismos y entidades involucrados en este tema, como son: el Ministerio del Ambiente, Municipalidad Provincial de Trujillo, universidades y población en general.

“El tema de la gestión de los residuos sólidos nos concierne a todos. En este sentido, las universidades juegan un rol preponderante, pues no solo tienen la tarea de capacitar a las nuevas generaciones en temas de sostenibilidad, sino también pueden brindar opiniones técnicas o soluciones concretas”, precisó Pérez Calderón.

Diariamente, la ciudad de Trujillo genera aproximadamente más de 1200 toneladas de basura, razón por la cual se necesitan 15 camiones compactadoras para el recojo oportuno de los desechos.

“Si bien la implementación de un relleno sanitario ayudaría a reducir los índices de contaminación, también es cierto que se necesitaría de especialistas o profesionales capacitados en el tema, de lo contrario la obra no estaría cumpliendo con su función. Por el momento solo contamos con un botadero controlado, convertido ahora en una bomba de tiempo, pues el gas metano generado por la fermentación de los desechos orgánicos podría provocar dantescos incendios y masivas intoxicaciones”, sostuvo, Magda Rodríguez Yupanqui, Directora de la escuela de Ingeniería Ambiental de la UCV.

Asimismo, se informó que Trujillo cuenta con 75 áreas degradadas, es decir, zonas que con el pasar de los años fueron convirtiéndose en vertederos de desechos generados por las industrias, fábricas y hospitales. Estos lugares no solo representan un gran riesgo para la salud de las personas, sino que también estropean la belleza de la ciudad.

“Con esta actividad hemos querido sensibilizar a nuestros estudiantes, pues nuestro entorno, que es patrimonio natural de todos, necesita de una eficiente y eficaz gestión de los residuos sólidos. Queremos que toda la comunidad vallejiana apueste por la conservación y preservación de los recursos naturales, para el goce y disfrute de las futuras generaciones”, concluyó Rodríguez Yupanqui.