Escolares inician preparación en Escuela de Líderes de la UCV

521

Un total de doscientos cincuenta escolares dieron inicio a un nuevo ciclo de formación y fortalecimiento de sus habilidades blandas en la Escuela de Líderes 2019, que la Universidad César Vallejo viene desarrollando desde hace siete años.

Jóvenes, de cincuenta y seis instituciones educativas de las provincias de Trujillo y Ascope, formarán parte de la que será la octava promoción de líderes vallejianos.

Durante dos años, los escolares, que provienen de instituciones educativas tanto públicas como privadas, deberán aprobar los cuatros módulos que contempla el programa de formación de líderes, permitiéndoles desarrollar sus habilidades blandas y potenciar su perfil de líderes.

Los temas que los adolescentes trabajaran durante los dos años en que permanecerán en la Escuela de Líderes de la UCV serán: autoestimas, liderazgo, equilibrio emocional, optimismo, autoprotección, deseo de superación, comunicación efectiva, toma de decisiones, autoridad y poder, trabajo en equipo, tolerancia y conciliación. También abordarán contenidos como derechos humanos y responsabilidad social.

Para poder graduarse como líderes, los jóvenes escolares deberán elaborar y ejecutar un proyecto final con el que se pondrá a prueba la capacidad de convencimiento, organización y manejo de grupos de trabajo y gestión. Este trabajo se sustentará en el módulo final.

En esta misma línea, los escolares también participarán de talleres de oratoria y debate; además de contar con acceso a otros servicios que ofrece la Universidad Cesar Vallejo para complementar su formación.

“Nuestro reto es formar jóvenes líderes, jóvenes que asuman el reto de ser actores positivos del cambio en nuestra ciudad y país. Este es el reto que la Universidad César Vallejo se ha fijado desde hace siete años”, señaló la Mgtr. Kelit Campos Ramos, jefa de la Escuela de Líderes Escolares de la UCV, campus Trujillo.

Como parte de la preparación de los escolares, también se ha programado encuentros de padres e hijos, para que los progenitores sepan del progreso de cada uno de ellos, además de involucrase en su formación.