El 65% de relaciones de parejas en el Perú son machistas

18

Según índices mundiales, el Perú ocupa el tercer lugar en el tema de violencia contra la mujer, situación que lleva a determinar que las relaciones de pareja en el país no cuentan con buena salud psicológica, generando insatisfacción e inestabilidad emocional, según lo expresado por el Psicólogo y Sexólogo vallejiano, Alfonso Elías Risco.

“A nivel de Sudamérica estamos en el segundo lugar, liderando las relaciones de parejas machistas, esto quiere decir que hay países que van adoptando mejores formas de convivencia en el tema de respeto hacia la mujer, mientras que nosotros nos mantenemos estancados con una sociedad machista”, indicó el también docente de la UCV, Elías Risco.

Según el especialista, el 65 % de relaciones de pareja en el Perú tienen tendencias machistas, relaciones que no permiten una situación de igualdad entre los pares. Esta realidad se debe a que muchas personas desde pequeños fueron construyendo su sexualidad de manera negativa, escenario que afecta la erótica en la relación de pareja. Estas relaciones machistas traen la anulación de una de las partes, principalmente el de la mujer.

La mentalidad machista que prevalece en las relaciones de pareja en Perú también afecta negativamente al varón, provocando problemas sexuales, ocasionados por procesos de ansiedad.

“Hay disfunciones que son más comunes. En los varones encontramos la eyaculación precoz y disfunción eréctil, mientras que en las mujeres la anorgasmia”, indicó el Sexólogo Alfonso Elías.

Para el Psicólogo, la mejor forma de reducir las cifras de este tipo de relaciones tóxicas es mediante la educación sexual desde la primera infancia, poniendo énfasis en la valoración del propio cuerpo, del individuo, de la construcción positiva de la sexualidad, de los roles de género de forma igualitaria y equitativa, del respeto hacia la otra persona. Esta educación se debe dar desde casa y reforzada en el colegio.

“En toda relación debe existir la igualdad y equidad, donde ambos alternen el liderazgo de la relación. No hablamos de una estructura rígida, sino de una estructura dinámica, donde en algunas situaciones él tome las riendas de la relación y en otras ella. Y en donde también los elementos, normas, estructuras sean compartidas por ambos miembros de la pareja”, enfatizó Elías Rsico.