Disputas comerciales y políticas perjudican a Japón y Corea del Sur y podría beneficiar a China

8

Las crecientes disputas comerciales y políticas entre los países de Japon y Corea del Sur, ambos aliados importantes de EE. UU, perjudican a los tres países y podrían beneficiar a China y Corea del Norte, según expertos consultados por Kyodo.

Si la cooperación trilateral (Japón-Corea del Sur-EEUU) se debilita, China podría aprovechar la situación para reforzar su influencia en los ámbitos económico, tecnológico y de seguridad en el este de Asia.

Además, los tres aliados perderían fuerza para disuadir a Corea del Norte de desarrollar nuevas armas.

Rorry Daniels, miembro del Comité Nacional de Política Exterior de Estados Unidos, dice que el deterioro de las relaciones niposurcoreanas reduce la posibilidad de que Corea del Sur se una al Acuerdo de Asociación Transpacífico, lo que podría hacer que Corea del Sur sea más dependiente de la economía de China.

Si Corea del Sur se hace más dependiente de China, este país tendría mayor influencia sobre los surcoreanos en cualquier conflicto de intereses y “afectaría los esfuerzos de Estados Unidos para diversificar las cadenas de suministro fuera de China”, advierte.

Si se debilitan los lazos económicos entre Japón y Corea del Sur, China se convertiría en líder de equipos 5G.

Por su parte, Troy Stangarone, director del Instituto Económico de Corea en Washington, señala que si Japón reduce sus exportaciones de materiales de alta tecnología a Corea del Sur, China podría beneficiarse como abastecedor alternativo. 

Además, China dominaría el desarrollo de la tecnología 5G. Stangarone enfatiza que Samsung Electronics es uno de los principales proveedores de equipos 5G en el mundo y que Japón es un abastecedor de piezas cruciales para la empresa surcoreana.

Por ello, es fundamental que ambos países cooperen en tecnología para beneficio de sus propios intereses económicos y de seguridad. A EEUU le preocupa que el aumento del poderío de China en el desarrollo de tecnología 5G ponga en peligro su seguridad, así como la de sus aliados.

Stangarone culpa a Abe por socavar los lazos entre Japón y Corea del Sur. El experto dice que la falta de claridad por parte de Japón alimenta la crisis.

¿A qué se refiere con falta de claridad? A que, según él, no se sabe bien qué busca Abe. Por un lado, dice que las restricciones comerciales impuestas por su gobierno a Corea del Sur no tienen nada que ver con los fallos de la justicia surcoreana contra compañías japonesas por demandas relacionadas con la guerra. Sin embargo, por otro lado, dice que eso es un ejemplo de por qué no puede confiar en Corea del Sur.

Para Stangarone la situación podría mejorar “una vez que Japón tenga claros sus objetivos”.

Mientras tanto, Young-Key Kim-Renaud, profesor de la Universidad George Washington, hace notar que si la cooperación entre Estados Unidos, Japón y Corea del Sur se desvanece sus potenciales enemigos, como Corea del Norte, se beneficiarán.

El experto critica a Trump por acercarse a Corea del Norte. Es “lamentable” que el presidente estadounidense parezca estar más comprometido con Corea del Norte que por intentar ayudar a sus aliados para que arreglen sus diferencias.

Las tensiones entre Japón y Corea del Sur han escalado a tal nivel que el presidente de EEUU, Donald Trump, exhortó a ambos países a mejorar sus relaciones. Sus disputas, dijo, ponen a Estados Unidos en una “mala posición”.

“Corea del Sur y Japón se pelean todo el tiempo. Se supone que son aliados”, afirmó. (International Press)