Corrupción: Implican a cinco exfuncionarios del MTC que cobraban coimas millonarias

26

Personal de confianza que laboraba en Provias Nacional, el organismo responsable de asignar los millonarios contratos para la construcción o rehabilitación de carreteras en el país, fue identificado por los colaboradores eficaces de la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios.  .

Por versión de exintegrantes del “Club de Construcción” se conoció qué empresas y qué directivos formaban parte de la organización criminal, y quiénes eran los operadores que estaban contactados con los altos funcionarios públicos que asignaban las obras públicas. Pero faltaba identificar a estos servidores del Ministerio de Transportes y Comunicaciones  (MTC) y de Provías Nacional que repartían los proyectos a las constructoras que pagaban a cambio cuantiosos sobornos. Finalmente, los colaboradores eficaces dieron sus nombres.

En el despacho del fiscal de Corrupción de Funcionarios, Germán Juárez Atoche, ya tenían algunos nombres. Los testigos corroboraron las identidades de los implicados en el caso. Por eso, las preguntas fueron directas.

De los testimonios se desprende que cuando terminó Carlos García Alcázar sus funciones al servicio del ‘Club de la Construcción’, lo sustituyó Luis Held Ponce.

“Sí, Luis Held Ponce ostentó el cargo de asesor del director de Provías Nacional del MTC. Ingresó cuando Alejandro Toledo era presidente. Held fungió de agente interno y externo en procura de los intereses del ‘Club de la Construcción’.

Reemplazó a Carlos García Alcázar en el sentido de operativizar las decisiones del club en el interior del MTC. Y puedo decir que reemplazó a Prialé de la Peña en el sentido de relacionarse directamente con los integrantes del club y recibir las decisiones o acuerdos del club. Por eso digo que Held fue un agente interno y externo del club”, contestaron.

Hasta 2016, Luis Held Ponce se encargó de la Unidad Gerencial de Administración de Provías Nacional, y era quien designaba a los miembros de los comités de licitación, por lo que su papel era determinante en la adjudicación de las obras públicas.

En efecto, Provías propuso como monto de referencia para dicha obra 450,8 millones de soles, pero al final se la otorgó al consorcio de Odebrecht y Obrainsa por 486,4 millones, 8% más. Un adicional de 35,5 millones de soles. La licitación fue una simulación.

Sin embargo, faltaba identificar a los funcionarios que cumplían con las indicaciones de sus superiores para favorecer a la mafia del club. A la fiscalía no se le pasó por alto estas piezas del rompecabezas de la organización que estaba incrustada en Provías Nacional.