Contraloría identificó presunta responsabilidad penal, civil y administrativa en 27 funcionarios de Municipalidad de Trujillo por 161 mil soles

91

La Contraloría General detectó un perjuicio económico por S/ 161 076.00 en la Municipalidad Provincial de Trujillo debido a la compra de canastas de alimentos destinadas a comerciantes informales y trabajadores del Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (SEGAT) durante la emergencia sanitaria por COVID-19, adquisición que se hizo al margen de la normativa y sin que se justificara la necesidad, ni la finalidad pública.

En los informes de Servicio de Control Específico N° 037-2020-2-0424-SCE y Servicio de Control Específico N° 038-2020-2-2048-SCE, se identificó, además, la presunta responsabilidad penal, civil y/o administrativa de 27 ex funcionarios, funcionarios y autoridades de la comuna de Trujillo, incluyendo al ex alcalde, el actual burgomaestre y los 14 regidores provinciales.

Canastas para comerciantes informales

El primer informe señala que la Municipalidad de Trujillo dispuso la compra de 500 canastas para comerciantes informales de los principales mercados del distrito de mismo nombre sustentando la finalidad pública del gasto en los Decretos Supremo N°008-2020-SA y N°044-2020-PCM, en los que se declara la Emergencia Nacional y Sanitaria a nivel nacional por la COVID-19. Según la comisión auditora, estas normas no contemplan la adquisición de canastas para comerciantes ambulantes.

Asimismo, se encontró inconsistencia en dicho requerimiento, puesto que al contrastar la información solo se identificaron a 200 personas que calificaban para recibir los alimentos, según el análisis socioeconómico de la comuna trujillana.

El informe, que tuvo un periodo de evaluación del 21 de marzo al 18 de agosto de 2020, señala que la compra de canastas se hizo por contratación directa, contraviniendo la normativa de la Dirección General de Abastecimiento del Ministerio de Economía y Finanzas, y sin cumplir con la regularización de la contratación directa  en el tiempo establecido por Ley de Contrataciones (10 días hábiles), obligando a la entidad a reconocer la deuda a modo de indemnización al proveedor, ocasionando un perjuicio por S/ 68 100,00.

Canastas para personal del SEGAT

El segundo informe, con periodo de evaluación del 25 de marzo al 27 de julio, precisa que la Municipalidad Provincial de Trujillo adquirió 624 canastas para el personal del SEGAT por sus servicios prestados durante la cuarentena por la COVID-19, pese a que el Decreto de Urgencia N°014-2019 prohíbe la entrega de beneficios adicionales a su remuneración. Además, se evidenció que el beneficio se extendió a gerentes, subgerentes y administrativos.

Cabe precisar que, estas canastas fueron adquiridas por contratación directa sin sustento legal y a un proveedor que se encontraba sancionado por el Organismo Superior de Contrataciones del Estado (OSCE), por lo que está impedido para contratar con el Estado. El pago al contratista contó con la aprobación del consejo municipal y ocasionó un perjuicio económico de S/ 92 976.00.

Posteriormente, la comuna trujillana adquirió 411 canastas adicionales a la esposa del proveedor sancionado sin contar con la participación de las áreas correspondientes para su contratación y recepción (área legal y almacén general). A la fecha se viene tramitando el pago de estos víveres, a través de un reconocimiento de deuda, lo que podría ocasionar un perjuicio por S/61 239.00

Los resultados de los controles posteriores fueron notificados al titular de la Municipalidad de Trujillo para el inicio de las acciones legales y administrativas correspondientes contra los exfuncionarios y funcionarios involucrados. El informe se encuentra en la página web www.contraloria.gob.pe (Sección: Transparencia e Informes de Control).