Confirman muertes de 15 personas en Chile, mientras continúan los disturbios pese a que el gobierno suspendió el alza de las tarifas del metro

20

Se confirmó que quince personas han muerto durante la ola de protestas antigubernamentales desatada en la capital de Chile y otras ciudades, durante la última semana.

El subsecretario chileno del Interior Rodrigo Ubilla, y afirmó que la mayoría de disturbios están asociados a incendios y saqueos.

El Presidente chileno Sebastián Piñera se reunió ayer con líderes políticos del gobierno y la oposición con el propósito de encontrar una solución al estallido social. Durante el fin de semana y hasta hoy se extendía el toque de queda en la capital chilena.

Las protestas se originaron por el aumento de las tarifas del metro de la capital, sin embargo, continuaron aun después de que el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidiera retractarse de la medida el sábado.

La crisis se desató cuando, por recomendación de un panel de expertos del Transporte Público, el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro en 30 pesos, llegando a un máximo de 830 pesos (US$1,17 aproximadamente). Los manifestantes también protestaron por mejoras en el sector salud, educación y pensiones.

A modo de protesta, estudiantes comenzaron a realizar «evasiones masivas» en el metro, levantando torniquetes para ingresar a los andenes sin pagar. La situación fue agravándose a partir del viernes cuando la violencia se tomó las calles de la capital chilena, Santiago, con quema de diversas estaciones de metro y buses, saqueo de supermercados y ataques a cientos de instalaciones públicas.

El gobierno, entonces, decretó estado de emergencia, lo que significó el despliegue de los militares quienes, además, ordenaron toque de queda desde la semana pasada.