Concejo Municipal acordó hoy suspender al alcalde de Trujillo Arturo Fernández

95

Autoridad permanecerá en el cargo hasta que el JNE le retire la vigencia de su credencial.

Por unanimidad, el Concejo de la Municipal Provincial de Trujillo (MPT) acordó suspender en el cargo al alcalde Arturo Fernández Bazán, amparándose en que hay sentencia condenatoria y confirmatoria (en segunda instancia) del Poder Judicial, por una demanda que tenía la autoridad por difamación y que la suspensión es conforme, toda vez que los documentos presentados cumplen las formalidades de ley.

El burgomaestre se mantendrá aún al frente de la comuna provincial hasta que se agote el debido proceso y que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) le retire la vigencia de su credencial. Se prevé que en los próximos días el alcalde interponga una reconsideración al acuerdo.

El pleno adoptó la decisión tras debatirse la posibilidad de adherirse las solicitudes de dos ciudadanos que ingresaron a la MPT en los últimos días pidiendo también la suspensión, lo que no se admitió, también por unanimidad, debido a que no se comunicó esto a los regidores con 24 horas de anticipación, como prevé el Reglamento Interno del Concejo (RIC).

Para ver estas nuevas solicitudes, los regidores plantearon que se convoque a una nueva sesión.

El alcalde pidió al secretario general que pasen a votación los tres puntos de agenda de la sesión: suspensión al cargo de alcalde de la MPT, solicitada por el ciudadano Andree Gallo Lezama, con registro administrativo 26586-2023-MPT; suspensión en el cargo del alcalde de la MPT solicitada por Rafael Vera Albites, con expediente N° 26904-2023-MPT; y suspensión en el cargo solicitada por Luis Kong Montoya, remitido por el JNE con expediente 2023002128.

En esta sesión extraordinaria el gerente de Asesoría Jurídica de la MPT dio a conocer que había el informe legal N° 1437, en el que se daba a conocer que había dos nuevas solicitudes haciendo una recomendación técnica al respecto.

Los regidores señalaron que se trataba de actos dilatorios y arbitrarios, considerando que las notificaciones que les hicieron llegar para agregar a la sesión estas solicitudes fueron extemporáneas.

En la sesión no estuvo presente el abogado defensor del alcalde y la autoridad indicó que todos conocían su opinión sobre el tema por lo que no iba a hacer uso de su defensa, ante lo que un regidor planteó que se deje constancia de eso en el acta.

“Solo Dios es mi defensa. Continúe usted señor secretario general “, respondió la autoridad edil.