¿Cómo reducir el riesgo de contraer un cáncer de cérvix?

100

*El Perú es el cuarto país con la tasa de mortalidad más alta en Sudamérica.

*Razón por la cual en el Día Mundial contra el Cáncer la misión es fortalecer la prevención.

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es tan común, que casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida. Este virus es el causante del cáncer de cérvix o también denominado cáncer de cuello uterino, el más frecuente y letal entre las peruanas.

“El VPH tiene más de 150 subtipos causantes de diversas enfermedades, pero solo 14 de ellos provocan un daño de forma permanente en el cuello uterino. Para que el VPH llegue a un cáncer pasan años; previo, la infección se manifiesta con lesiones pequeñas, detectables solo a través del examen de Papanicolaou”, refiere la Dra. Guissela Meza, ginecóloga de la Clínica San Pablo.

Si bien toda persona sexualmente activa está expuesta al VPH, hay factores que debilitan su sistema inmunológico y los hace más propenso a infectarse, tales como:

• Prematuro inicio sexual, previo a los 17 años: El cuello uterino de las niñas es diferente, hay una zona de transición expuesta y el VPH se asienta con facilidad.

• Tener múltiples parejas sexuales: Por cada pareja se corre el riesgo de contraer un nuevo sub tipo del VPH y ante un efecto de sumatoria el daño sea mayor.

• El tabaquismo: Hábito que provoca que la circulación disminuya a nivel cuello uterino y se duplique el riesgo de contraer el virus.

• Gestación previa a los 18 años: Periodo donde el sistema inmunológico disminuye y donde, de adquirir el VPH el daño será mayor a nivel cuello uterino.

• Infecciones vaginales añadidas: Infecciones bacterianas comunes y otras como Clamidia, ayuda al VPH a crecer y a mantenerse en el cuello uterino.

• El uso prolongado de anticonceptivos orales, embarazos mayores a 3 y un sistema inmunológico débil o comprometido con enfermedades autoinmunes o VIH.

El 20% de lesiones causadas por el VPH, en tres años podrían tornarse precancerosos. El cáncer de cérvix no presenta signos sino hasta en su estado avanzado, razón por la cual es crucial anualmente acudir a realizarse una prueba de Papanicolaou, examen que ayuda a la detección de células anormales y que de dar positivo abrirá paso a otros exámenes para determinar la presencia de pre-cáncer o cáncer y así actuar de inmediato.

Finalmente, la Dra. Meza resalta que para reducir el riesgo de cáncer de cérvix dos buenas medidas son: La vacuna contra el VPH, hoy aplicable en mujeres de 9 a 45 años; y el Papanicolaou anual, al año de iniciar la primera relación sexual y hasta los 65 años. Así como, acudir a consulta ante signos de dolor pélvico, dolor al mantener relaciones sexuales, flujo o sangrado vaginal anormal, fatiga, etc.

Para agenda una cita ginecológica o saber más sobre vacuna contra el VPH en la Clínica San Pablo de Trujillo puede contactarse al (044) 485244 o al 981492808 (WhatsApp).