Chavimochic III: Su destrabe convertiría al norte en potencia agroexportadora del Perú

19

La Libertad se consolida como la tercera región agroexportadora del Perú gracias a los envíos de paltas, arándanos, espárragos, superando los 1150 millones de dólares anuales. El destrabe del proyecto de irrigación Chavimochic III catapultaría a la región Norte como “potencia de la agroexportación peruana” principalmente por una mayor producción de arándanos; sin embargo, agroindustrias y productores deben apostar por una agricultura sostenible y saludable.

Las agroexportaciones desde la Libertad pasaron de USD 58 millones en el año 2000 a más USD 1,150 millones en el 2018. Es decir, un incremento sostenido de 20% al año, llegando a más de 45 destinos diferentes entre los que destacan USA, Países Bajos, España y el Reino Unido. La comercialización de arándanos frescos superó los USD 410 millones; mientras que las paltas frescas bordearon los USD 293 millones y los espárragos -frescos, conservas y congelados- obtuvieron USD 195 millones.

Para Martín Ponce, gerente de ventas de la región Norte de Yara Perú, el éxito de la región responde a las buenas prácticas agrícolas empleadas por las agroindustrias y productores. “No solo basta con alcanzar rendimientos competitivos por hectárea, es fundamental asegurar la calidad y la sanidad del cultivo ante mercados internacionales cada vez más exigentes. Sin un programa de nutrición de cultivos balanceado, manejo fitosanitario y gestión del agua y del suelo no se produciría tan eficientemente.

Oportunidades

El norte del Perú -La Libertad, Lambayeque y Piura- es un territorio óptimo para producir diversos cultivos durante todo el año debido a la diversidad de microclimas. La región tiene potencial para maximizar la producción de arándanos, mangos, mandarinas, etc., y promover nuevos cultivos rentables como el cerezo y las frambuesas cuya demanda en el mercado internacional está insatisfecha.

“El destrabe de Chavimochic III en La Libertad incrementaría las áreas cultivables en 63,500 nuevas hectáreas y permitiría mejorar otras 48 mil. De todas maneras, la ejecución de este proyecto de irrigación potenciaría la agroexportación y generaría miles de empleos indirectos que requiere la agricultura para desarrollarse”, señaló el ejecutivo de Yara.