Alimentación saludable: ¿Cuáles son las mejores horas del día para desayunar, almorzar y cenar?

15

Estamos obsesionados con cuidarnos. Pero nos hemos centrado tanto en qué y en qué proporciones comer, que nos hemos olvidado de otro aspecto muy importante de una vida saludable: ¿Cuándo debemos hacer las grandes comidas del día?

Y ojo, que este es un aspecto mucho más importante de lo que podríamos intuir en un primer momento. De acuerdo con un estudio del Instituto Médico Howard Hughes liderado por el biólogo molecular del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, Joseph Takahashi, la restricción calórica combinada con una alimentación restringida en el tiempo aumentó sustancialmente la longevidad de los cientos de ratones que participaron en el experimento.

El estudio realizado por el equipo de Takahashi durante cuatro años llegó a la conclusión de que la dieta hipocalórica por sí sola había prolongado la vida de los animales en un 10%. Pero alimentar a los ratones con la dieta sólo por la noche, que era cuando los ratones eran más activos, consiguió prolongar su vida en -nada más y nada menos que- un 35%. Estamos hablando de que esta combinación de poca comida y a la hora adecuada, añadió nueve meses más a la vida media de dos años de los ratones.

Rafael de Cabo, investigador de gerontología en el Instituto Nacional del Envejecimiento de Baltimore, afirma que el artículo de Science “es una demostración muy elegante de que, aunque se restrinjan las calorías, si no se come a las horas adecuadas, no se obtienen todos los beneficios de la restricción calórica”.

Este es sólo uno de los estudios que han llegado a una conclusión similar. En otras ocasiones, se ha demostrado también que controlar el horario de comidas puede ser una herramienta muy poderosa para combatir la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y la obesidad. Otro estudio, esta vez de las Universidades de Harvard y Murcia y publicado por la revista International Journal of Obesity, llegó a la conclusión de que comer a deshoras tiene incidencia en el reloj biológico y favorece problemas de salud, entre ellos la obesidad. Es decir, que, si queremos mantener un estilo de vida saludable, debemos prestarle especial atención a esta cuestión.

¿Cuáles son las mejores horas para comer?

Constance Brown-Riggs, portavoz de la Academia de Nutricionistas y Dietistas de Estados Unidos, explicó en un artículo publicado por Business Insider que el mejor momento para desayunar es una hora después de habernos levantado de la cama. Eso sí, convendría hacer un matiz. Porque otra investigación de la Universidad de Tel Aviv averiguó que el cuerpo metaboliza mejor la primera comida del día siempre y cuando se produzca antes de las 9:30 am. Si nos despertamos más tarde, lo mejor es que no desayunemos hasta la hora de la comida.

En la investigación conjunta de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Murcia que ya hemos mencionado anteriormente, se concluyó también que el momento ideal para comer es entre las 12:30 y las 13:30. En este estudio explicaron también que comer más tarde de las 15:00 horas hacía que perder peso fuera notablemente más complicado.

En cuanto a la hora de la cena, el momento ideal se decide en función de la hora en la que esa persona se vaya a dormir. Lo más saludable es que este último alimento del día se consuma tres horas antes de meterse en la cama, con el fin de facilitar el proceso digestivo. Así, si nosotros tenemos la costumbre de irnos a dormir a las 21:00, por ejemplo, deberíamos cenar -idealmente- a las 18:00 horas.